Consejos para vagar

La deambulación es una tendencia común y peligrosa en los niños con autismo. Los investigadores han descubierto que casi la mitad de los niños con autismo intentan deambular o salir corriendo de un lugar seguro y supervisado. A menudo, estos niños desaparecen y terminan en situaciones que amenazan su vida. Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) a menudo tienen dificultades para comprender los problemas de seguridad y comunicarse con los demás. Un niño puede salir corriendo de su casa para jugar en el estanque al final de la calle y ser incapaz de responder a su nombre o decir dónde vive. Esto puede suceder rápidamente, incluso bajo supervisión constante.

Hay cosas que los padres pueden hacer para proteger a sus hijos con TEA de este peligro tan real y aterrador.

shutterstock_60119494.jpg

Photo from NAA

Consejos de la Academia Estadounidense de Pediatría:

  • Conoce los factores desencadenantes de la deambulación. Los niños con TEA pueden ser impulsivos y, por lo general, deambular o salir corriendo de un entorno seguro para llegar a algo de interés, como el agua, el parque o las vías del tren, o para alejarse de una situación que encuentran estresante o aterradora, como una con ruidos fuertes, conmoción o luces brillantes.

  • Asegure su hogar, independientemente de la edad de su hijo. Cierre y bloquee las puertas que conducen al exterior. Considere colocar alarmas en las puertas para avisarle si se ha abierto una puerta.

  • Trabaja en estrategias de comunicación y comportamiento. Enseñarle a su hijo estrategias para calmarse a sí mismo cuando está estresado y responder apropiadamente a un "no" puede marcar una gran diferencia. Asegúrese de que los maestros de su hijo y otros miembros de la familia comprendan lo importante que es mantener a su hijo involucrado y ocupado para reducir su impulso u oportunidad de deambular.

  • Establezca expectativas. Antes de salir a un lugar público, comunique el plan a su hijo y a otros miembros de la familia, incluido el cronograma y las reglas a seguir. Considere la posibilidad de utilizar auriculares con cancelación de ruido si el ruido es un factor desencadenante y utilice el enfoque de "equipo de etiqueta" para asegurarse de que su hijo siempre esté supervisado por un adulto de confianza.

  • Considere la tecnología de monitoreo y la identificación. Más de 1/3 de los niños con TEA que deambulan nunca o rara vez pueden comunicar su nombre, dirección o número de teléfono. Puede ser útil tener elementos como dispositivos GPS, etiquetas de alerta médica e incluso su nombre marcado en la ropa. Project Lifesaver y SafetyNet Tracking u otros programas pueden estar disponibles a través de las agencias policiales locales.

  • Descanso. Los niños con TEA pueden ser menos hiperactivos y menos propensos a deambular durante la noche si tienen un plan de manejo del sueño y un horario de sueño regular. Los cuidadores que duermen lo suficiente también están más atentos. Muchos niños con TEA pueden tener problemas para dormir. Si su hijo tiene problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido, hable con su pediatra para una evaluación y tratamiento adicionales.